Láser ginecológico de Diodo

INICIO > Unidad Regenerativa Láser

¿Sufres dolor, sequedad, picores o pérdidas de orina?

La sequedad vaginal y el dolor con la penetración durante las relaciones sexuales, la dificultad para conseguir orgasmos en cualquier momento de nuestra vida o la incontinencia urinaria después del parto son ejemplos de síntomas que hemos normalizado y a los que en IDONA vamos a poner fin en la unidad regenerativa láser.

Unidad regenerativa láser la nueva era de la Ginecología

El Láser Ginecológico iDONA el tratamiento definitivo indoloro para eliminar los efectos indeseables de la menopausia, el postparto, la sequedad vaginal, la incontinencia urinaria y el dolor en las relaciones sexuales.

NO INYECTABLE

NO QUEMA

NO DUELE

Beneficios del Láser ginecológico de diodo

¿Cómo es el tratamiento?

✓ No invasivo
✓ No necesita preparación previa
✓ Sin complicaciones ni contraindicaciones
✓ Las relaciones sexuales se pueden reanudar a las 48hs

Una solución definitiva para cada patología

En el parto, normalmente se producen una serie de lesiones musculares provocadas por los esfuerzos realizados en el momento de dar a luz al bebé, que tradicionalmente exigen un largo periodo de tiempo realizando ejercicios de recuperación muscular. Con el láser ginecológico de diodo conseguirás fortalecer en tiempo récord el suelo pélvico, siendo muchos los beneficios que esto conlleva: mantener el suelo pélvico tonificado tras el parto, previene las pérdidas de orina, mejora las relaciones sexuales, orgasmos más intensos y duraderos, entre otros.

Incontinencia urinaria consiste en la pérdida involuntaria de orina. Incontinencia leve o moderada puede producirse al estornudar, reír, realizar algún esfuerzo o ejercicio físico. Supone un problema higiénico, social y psíquico, ya que influye en la actividad cotidiana del paciente y reduce su calidad de vida.
Prevenir a tiempo una incontinencia leve o moderada evita en un futuro otra serie de patologías que sólo pueden solucionarse mediante la cirugía tradicional o tratamiento de larga duración.

Atrofia vaginal es el adelgazamiento, resequedad e inflamación de las paredes vaginales que puede ocurrir cuando tu cuerpo tiene menos estrógeno. Esto produce una sequedad vaginal que afecta principalmente en la esfera sexual y se manifiesta a través del dolor durante las relaciones íntimas.

¿Has sufrido alguna vez (o muchas veces) infección íntima por cándidas? No eres la única. La candidiasis vaginal es la infección vaginal más habitual y de forma recurrente afecta a más del 50% de las mujeres.
El láser vaginal de diodo restituye el Ph vaginal, así como la vascularización de la zona vaginal siendo la forma más efectiva de prevenir estás molestas y costosas infecciones.

El dolor en las relaciones sexuales suele producirse por una lubricación insuficiente y esto afecta a tu deseo sexual y a la excitación. Esta situación tan incómoda genera un estrés para la mujer que afecta a la relación con tu pareja

Un tratamiento oncológico puede ocasionar lesiones en las paredes vaginales, sequedad vaginal severa y atrofia. El láser de diodo al no ser ablativo es la solución más efectiva para este tipo de pacientes.

Los condilomas, también conocidos como verrugas genitales, son una infección de transmisión sexual causada por el virus del papiloma humano (VPH). Las verrugas genitales pueden tratarse con ablación con láser con el cabezal de corte en una única sesión.

Cistocele, es un prolapso genital en que la vejiga se desplaza hacia la vagina, formando una protuberancia en la pared vaginal anterior. El esfuerzo del parto, especialmente si es prolongado o complicado, puede dañar los músculos del suelo pélvico y los tejidos de soporte. Envejecimiento y menopausia: los tejidos pélvicos pueden debilitarse debido a cambios hormonales y a los efectos del envejecimiento.

El vaginismo es una disfunción del suelo pélvico. Una contracción inconsciente e involuntaria de los músculos del suelo pélvico que rodean la vagina de la mujer; que provocan un cierre parcial o total de la vagina, causando incomodidad, dolor y ardor durante las relaciones sexuales. Puede bien aparecer en la adolescencia con las primeras relaciones sexuales, al tratar de introducir un tampón en la vagina, e incluso cuando se acude por primera vez a una revisión ginecológica. Este trastorno puede tener provocar alteraciones en la pareja.

¿MÁS DUDAS?

Pide una cita Informativa Gratuita

ACTUALIDAD

Últimas novedades de Ginecología