INICIO > Blog

mioma

Un mioma, también conocido como leiomioma o fibroma uterino, es un tumor no canceroso que se desarrolla en el útero. Está compuesto principalmente por tejido muscular y tejido fibroso. Los miomas uterinos son bastante comunes en las mujeres y pueden variar en tamaño y ubicación dentro del útero.

Síntomas de los Miomas

Los síntomas asociados a los miomas pueden variar y dependen del tamaño, ubicación y número de los miomas presentes. Algunas mujeres pueden no experimentar síntomas en absoluto, mientras que otras pueden experimentar lo siguiente:

  1. Sangrado menstrual abundante y prolongado.
  2. Dolor pélvico o dolor de espalda.
  3. Presión o sensación de plenitud en la parte baja del abdomen.
  4. Aumento en la frecuencia urinaria.
  5. Dolor durante las relaciones sexuales.
  6. Distensión abdominal.
  7. Problemas de fertilidad o complicaciones durante el embarazo, como aborto espontáneo o parto prematuro (en casos raros).

Diagnóstico de mioma en Clínica Ginecológica IDONA

El Dr. Ruiz realiza en consulta, cita previa en iDONA Xàtiva y Ontinyent; mediante un examen pélvico, seguido de pruebas adicionales, como una ecografía pélvica o transvaginal, resonancia magnética (RM) u otros estudios de imágenes.

Estas pruebas ayudarán a determinar el tamaño, la ubicación y el número de miomas presentes.

mioma
mioma

Tratamiento del mioma

El tratamiento para los miomas depende de la gravedad de los síntomas, la edad de la paciente, los planes de embarazo y otros factores individuales.

Algunas opciones de tratamiento incluyen:

  1. Observación: si los miomas son pequeños y no causan síntomas significativos, es posible que el Dr. Ruiz, Ginecólogo Obstetra de IDONA, diagnostique sólo realizar un seguimiento regular.
  2. Medicamentos: se pueden recetar medicamentos para controlar los síntomas, como analgésicos para el dolor o anticonceptivos hormonales para regular el sangrado.
  3. Procedimientos mínimamente invasivos: se pueden realizar procedimientos como la embolización de miomas uterinos, en la cual se bloquean los vasos sanguíneos que alimentan los miomas, o la ablación endometrial, que destruye el revestimiento del útero para reducir el sangrado.
  4. Cirugía: en casos más graves o cuando otros tratamientos no son efectivos, se puede considerar la cirugía.

Es importante siempre que solicites una revisión ginecóloga anual con tu Ginecólogo de confianza Dr. Ruiz para asegurarte de tu salud ginecológica.

 

CITA PREVIA IDONA

Compartir
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp
Entradas Relacionadas

Categorías

Artículos Recientes