La prevención en revisiones ginecológicas resulta clave

La prevención en revisiones ginecológicas resulta clave

Es estos largos meses de COVID muchas mujeres han pospuesto sus revisiones ginecológicas. Pero la prevención en revisiones ginecológicas resulta clave.

IDONA Clínica Ginecológica mantuvo sus puertas abiertas durante toda la pandemia con todas las precauciones con las pacientes citadas.

 

La Revisión Ginecológica es prevención.  A través de la consulta, nuestro Ginecólogo Obstetra te realiza una entrevista y una exploración para la prevención y detección de forma precoz. La prevención en ginecología resulta clave en enfermedades tan importantes y prevalentes como el cáncer de mama y el cuello de útero.

Con tan solo una revisión ginecológica anual somos capaces de detectar cáncer de mama avanzado, cérvix, útero y ovario. Estas enfermedades son más difíciles de prevenir o detectar en estadios precoces.

Con las revisiones ginecológicas ayudamos a garantizar a día de hoy la curación con una mayor supervivencia.

La prevención en revisiones ginecológicas resulta clave

La prevención en revisiones ginecológicas resulta clave

 

¿Cuándo comenzar las revisiones ginecológicas anuales?

Las visitas al ginecólogo pueden empezar en cualquier momento de la vida de la mujer. Se aconseja que comience con una vida sexual activa.
  • En la adolescencia. Las revisiones ginecológicas se centran en las alteraciones en el ciclo menstrual. Suelen centrarse en las edades de las mujeres entre los 18 y los 30 años. Otras preocupaciones son dismenorrea y una vida sexual saludable y protegida.
  • Entre los 30 y los 45 años . Las consultas se centran en la prevención de patológica oncológica y vida reproductiva.
  • A partir de los 45-50 años. Las revisiones ginecológicas tratan temas como los desajustes y la sintomatología de la menopausia. Además aparecen los primeros síntomas de la sequedad vaginal. Se continua con el seguimiento preventivo del cáncer de mama.
  • A los 65 años. Siguen siendo muy importantes las revisiones ginecológicas. Las revisiones anuales se centran en el diagnóstico precoz del cáncer de mama mediante mamografía. Además, cuidamos la osteoporosis qué podemos diagnosticar a través de una densitometría ósea.
  • A partir de los 70 años, Las revisiones ginecológicas ya se aconsejan bianuales. Suelen responder más a consultas sobre molestias o síntomas concretos como sequedad vaginal. Que pueden provocar dolor con las relaciones sexuales, picores genitales y sangrados vaginales.